El pasado mes estuve en Barcelona por la Design Week y tuve la oportunidad de entrevistar a Elsa Yranzo para la nueva sección de nuestro blog #Talks, dedicada a conocer a personas creativas, inspiradoras y luchadoras. Y Elsa es una de ellas.
 
Es diseñadora de eventos gastronómicos, y usa la gastronomía como medio de comunicación de conceptos para generar experiencias sensoriales y creativas, tanto para profesionales como para particulares. Así lo explica de maravilla en su web elsayranzo.com

Era una tarde calurosa, a punto de acabar el día cuando me abrió la puerta de su precioso estudio taller Casamitjana. Mientras charlabamos y compartiamos visiones e ilusiones, yo iba haciendo fotos y no paraba de preguntar;
 
Elsa, ¿cuéntanos brevemente cómo has llegado hasta aquí?
Tras acabar mis estudios de diseño de interiores, me especialicé en el diseño de cocinas. Tras diseñar demasiadas cocinas me metí en diferentes proyectos gastronómicos, estudié un posgrado en proyectos culturales y de una manera muy fluida y natural empecé a crear y diseñar eventos en los que la comida era mi principal medio de expresión. Todos transmitimos mensajes a través de nuestras habilidades. Yo empecé contando historias a través de mis diseños como interiorista y, de forma muy natural, evolucioné hacia la creación de eventos en los que la comida es el medio de expresión.
 
¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
El día a día, estar atenta a todo lo que sucede a mi alrededor, rodearme de gente que me aporte, pasear, leer, ir al cine, viajar...y he de confesar que soy de las que aprovecho Barcelona, en el sentido de que cada semana la ciudad ofrece charlas, actividades, exposiciones, cursos... ¡y me apunto a todo lo que puedo!
 
¿Cómo planteas los procesos de creación y la puesta en marcha de tus proyectos?
Cada proyecto es un nuevo reto! Las fases de creación son siempre las mismas, empiezo por estudiar y entender muy bien al cliente o el concepto a plasmar, y acabar por la materialización de la idea que muchas veces es lo más complejo. Una de las fases que he tardado mucho en incorporar es la de Delegar, en la mayoría de proyectos es una de las fases más importantes del proceso.
 
Me parece especialmente interesante la iniciativa de mezclar disciplinas con diferentes profesionales y fomentar así procesos colaborativos, ¿cómo está funcionando esta bonita practica?
Cada proyecto nuevo se hace mucho más rico e interesante si interactuamos más de un profesional! Hasta ahora he tenido la oportunidad de trabajar con arquitectos, agricultores, terapeutas, fotógrafos, diseñadores de moda, cocineros...
 
¿Cuál de tus proyectos o colaboraciones te tiene más contenta?
Pues ahora mismo, estoy muy orgullosa de esta nueva etapa de docente universitaria que estoy viviendo, toda una experiencia que me ha obligado a seguir investigando sobre diferentes aspectos de la cocina, la gastronomía y el diseño que hasta ahora solo había podido leer o saber simplemente que existía, ahora me ha obligado a estudiarlo, entenderlo y procesarlo.
 
¿Qué cosas suceden en vuestro Espacio Casamitjana?
Casamitjana 15 es el nombre del espacio que comparto con mi padre, el escultor Antoni Yranzo, es un espacio especial porque fue la antigua ebanistería de mi abuelo. Actualmente hemos dividido la antigua fábrica en dos, un espacio que es el que llamamos Casamitjana15 es el actual taller de Antoni, dónde conserva diferentes elementos de origen, como el suelo, la cubierta... y la parte más nueva, que le llamamos Casamitjana 17, este nuevo espacio es un loft totalmente equipado, lo considero mi estudio y es el lugar de encuentro entre padre e hija, aquí es donde compartimos proyectos y nos ayudamos a diario en nuestras tareas.Pero Casamitjana también es un espacio abierto al público, ya que lo alquilamos para eventos, reuniones de trabajo y rodajes. También diseñamos experiencias y dinámicas creativas para empresas y particulares, interactuando siempre con el taller, las obras de mi padre, la gastronomía y con el barrio barcelonés del Poblenou.
 
Y ya por último, ¿dónde te gusta ir a comer y a hacer la compra en Barcelona?
Actualmente vivo en un pueblo del Maresme Barcelonés, vivo a unos 20 minutos del centro Barcelona! A la hora de hacer la compra intento comprar en el supermercado del pueblo, sé que sus frutas y verduras son de proximidad y de payeses de alrededor. Durante la semana comemos un par de días en el estudio, el resto de la semana vamos a diferentes restaurantes de Poblenou, la oferta es variada: vegetariano, mediterráneo, japonés...
 
Muchas gracias, Elsa, ha sido un enorme placer.
 

Entrevista y fotos: Noelia Maroto