Basura en los océanos, ciudades con el aire totalmente contaminado, ríos llenos de residuos industriales… El medio ambiente nos está lanzando un grito de socorro y en nuestras manos está arrimar un poco el hombro para reducir el impacto que generamos al planeta que, no olvidemos, es el único que tenemos.

De ahí la importancia de hacer (lo primero de todo) un consumo responsable de los recursos que consumimos, intentado ser más conscientes y dar una segunda vida a lo que pensamos tirar, y por supuesto, ¡reciclar! ¿Y por qué hay que reciclar bien? Bueno, antes de nada decir que para nosotros es una cuestión de responsabilidad social y un compromiso que todos deberíamos adquirir.

Pero yendo más allá, que todos reciclemos ayudará a ahorrar un montón de energía y a que se consuman muchas menos materias primas, es decir, muchos menos recursos naturales. Además reduce notoriamente el gasto de agua y contribuimos a fomentar el conocido como “empleo verde” ya que se estima que el reciclaje genera en España alrededor de 43.000 puestos de empleo.

Bien, ahora que ya estamos convencidos de lo importante que es, ¿sabemos realmente cómo hacerlo?  A priori la teoría la conocemos todos: al amarillo los envases y latas; al azul el papel y el cartón; y los vidrios al verde.

Hasta aquí lo tenemos todo más o menos bajo control. Pero, ¿estamos reciclando bien? Charlando con nuestros miembros de Dcollab, nos hemos dado cuenta que hay algunos residuos que no tenemos claro dónde tirarlos o que incluso cometemos algunos errores que al parecer son de lo más comunes. Así lo confirma Ecombes, que ha hecho una recopilación de cuales son los fallos más frecuentes a la hora de reciclar:

-      Contenedor amarillo - Envases : Un error muy común es tirar todo tipo de plásticos que no son envases así como vídeos, CDs o DVDs. Estos últimos deben ir al punto limpio más cercano para que puedan reciclarse correctamente. ¡Ah! Y nada de tirar los envases llenos, hay que vaciarlos antes de dejarlos en el contenedor.

-       Contenedor azul - Papel y cartón: Los papeles y cartones que están muy sucios (por ejemplo, de aceite o servilletas) no deben ir a este contenedor. Tampoco los bricks, ya que el interior está hecho de plástico y aluminio y por lo tanto deben ir al amarillo.

-       Contenedor verde - Vidrio : Nada de tirar aquí las bombillas y los fluorescentes por muy vidrio que nos parezcan. Son altamente contaminantes y por tanto hay que llevarlas al punto verde. Y para los más despistados, recordaros que los botes de vidrio que reciclamos deben ir ¡sin tapa! Suele ser metálicas y va al amarillo.

Y bueno, si hay dudas, dicho por un operario del punto limpio, lo menor es tirarlo al de toda la vida naranja de “restos”, ya que hay una previa separación antes de llevarlo a los puntos de reciclajes correctos.

Si os habéis dado cuenta de que, como nosotros, cometéis algunos pequeños fallos os recomendamos que leáis todas las recomendaciones de Ecoembes sobre el tema.

En Dcollab intentamos evitar a toda costa generar residuos, intentamos reutilizar todo lo que generamos y lo que no, a reciclar. Os animamos a que hagáis vosotros lo mismo, nuestra conciencia y el medio ambiente nos estarán eternamente agradecidos.

 

Foto vía Páginas Amarillas